Relatos Leído: 13100 veces.

AEROTICA - En un bosque de la China - Relatos Eroticos - Relatos Eroticos Sensuales, de Sexo, Gratis

La Mamá del Condiscípulo - VII

A medida que la minifalda amarilla se acortaba y las dos columnas de canela iban formando un ángulo agudo, Tiziano sentía, contra su voluntad, que la serpiente oculta se iba endureciendo y que un escozor le recorría el estómago, el pecho, el corazón y el alma como en los boleros viejos.

Y desde luego, un remotísimo ardor de herida reciente se sumaba a aquellos sentimientos.

La mamá de Juan Bautista seguía hablando intrascendencias, y miraba al muchacho sólo de reojo.

Éste, rojo de vergüenza, ansiedad y lujuria, viendo aparecer el triangulito de tela blanca al fondo de los muslos, sólo atinó a repetir en voz baja los versos del poeta colombiano Eduardo Mendoza Varela:

- El trigo está en su punto / mientras la tarde oscila, / rumor de la hondonada, / dulce melancolía...

Quería levantarse e irse, no soportaba la pena, pero no podía hacerlo, pues la erección era tan fuerte que se le dibujaba en el pantalón de fino y delicado dacrón. ¿Qué hacer, pues?

De pronto, Emelina se levantó del asiento y con un gesto le pidió a Tiziano Argüello el cuaderno de tareas de Juan Bautista. Tiziano se lo extendió y la mujer acercó su rostro con toda la intensidad de su respiración acezante y su olor a piel deseante.

El joven en el colmo del furor, le sujetó las caderas con los brazos y sin saber cómo, las lenguas quedaron flotando en las bocas ansiosas.

Página siguiente

Páginas: 1 - 2 - 3 - 4 - 5 - 6 - 7 - 8 - 9

José Luis Díaz Granados.

Volver al Inicio de Relatos


Enviar a un amigo por mail

Puedes recomendar este texto a tus amigos si lo deseas, completando el siguiente formulario. Ellos lo recibirán en su casilla de correo.

Nombre:
E-mail: