Poesia Leído: 4731 veces.

Untitled Document

Primer canto de amor

Rosa del destino, tratabas de herirme,
pero te inclinabas, como el secreto en el momento de
                                                                      revelarse,
y era bella la orden que querías impartir
y tu sonrisa era como una espada amenazante.

La armonía de tu círculo que subía, daba vida a la
                                                                      naturaleza;
de tu espina manaba la visión  y el azar del camino;
nuestro anhelo de poseerte dulcemente amanecía
                                                                 desnudo;
el mundo era fácil: un sencillo latido.



Autor: Yorgos Seferis
del libro Mithistorima y otros poemas.
Ediciones Orbis S.A.
Hyspamerica.

Volver al Inicio de Poesia


Enviar a un amigo por mail

Puedes recomendar este texto a tus amigos si lo deseas, completando el siguiente formulario. Ellos lo recibirán en su casilla de correo.

Nombre:
E-mail: