Poesia Leído: 2795 veces.

Untitled Document

Anabasis, Canto Segundo

En los países frecuentados, los más grandes silencios, en los países frecuentados por grillos al mediodía.

Marcho, marcháis por un país de altas laderas de toronjil, donde ponen a secar la colada de los Grandes.

Saltamos sobre el traje de la Reina, todo de encaje con dos bandas de color tostado (¡ah! ¡cómo el ácido cuerpo de la mujer sabe manchar un traje en

el lugar de la axila!)

Saltamos sobre el traje de su hija, todo de encaje, con dos bandas de color vivo (¡ah! ¡cómo la lengua del lagarto sabe atrapar hormigas en el lugar de la axila!)

¡Y acaso no transcurre el día sin que un mismo hombre haya ardido por una mujer y por su hija!

Risa sabia de los muertos, que nos monden estas!...Y qué, ¿no hay ya gracia en el mundo bajo la rosa silvestre?

Viene, de este lado del mundo, un gran mal violeta sobre las aguas. El viento se levanta. Viento marino. ¡Y la colada

vuela! como un sacerdote despedazado. 


Autor Saint John Perse.
Título Anabasis, Canto Segundo.
Traduccion Jorge Zalamea.
Compañia General Fabril Editora.
Buenos Aires, 1960.

Volver al Inicio de Poesia


Enviar a un amigo por mail

Puedes recomendar este texto a tus amigos si lo deseas, completando el siguiente formulario. Ellos lo recibirán en su casilla de correo.

Nombre:
E-mail: