Opinión Leído: 2419 veces.

Untitled Document

En torno al p...

En la exhibición del sábado 14 de junio se han visto una serie de cortos, pero sólo el primero de los exhibidos esa noche corresponde al periodo mudo. Los restantes, si bien son mudos por carecer de sonido, fueron realizados ya en el período sonoro y la ausencia de banda de sonido responde a la funcionalidad del cine p... de la época, por su costo, por requerir un estudio y un guión con diálogos y sonidos adecuados, aunque fueran mínimos.

El primero de la serie mencionada, un corto mudo, es interesante como documento de una historia del cine p...: por la cantidad de participantes, algo notable en films de este género, si exceptuamos del mismo a los primitivos films de Griffith y los dramas “bíblicos” de Cecil B. De Mille, abundantes en desnudos, simulacros de org... y violaciones, y por la espontaneidad y entusiasmo de los partícipes que improvisan a medida que avanza el film.

El otro, “La mujer del retrato”, quizás el más elaborado en cuanto al relato, posee una inequívoca atmósfera surrealista y cronológicamente pareciera corresponder con el auge de ese movimiento. La serie, con otras realizaciones sin mayor relieve, incluyó un film de dibujos animados. Del país o países de origen de esta muestra nada se dice en el programa, por lo que sólo cabe conjeturar que Francia es uno de ellos.

Como interrogantes, ociosos si se quiere, pero interrogantes al fin, nos quedan: ¿cuáles serían los sentimientos del camarógrafo o los camarógrafos de estas producciones? ¿cuál su grado de participación o no? con las inevitables frustraciones en este último caso, y el porqué de la utilización de la máscara por uno solo de los integrantes de la pareja, en el film correspondiente.

Las variadas reacciones del público, en aparente sintonía con la modernidad de la institución donde se llevan a cabo estas exhibiciones, tuvieron la risa como epicentro, a la manera de un festival de dibujos animados, aunque prolongados silencios durante largas tomas de penetraciones permiten conjeturar que, para el caso, no todo eran risas.

Los músicos presentes acompañaron con frases musicales, en particular de saxo, las proyecciones. Si bien en un comienzo las mismas resaltaban, por así decir lo visto, al repetirse las escenas, fuere cual fuere el film, y tornarse un tanto tediosas, la música también se repetía.

A modo de balance: es de esperar que estos ciclos continúen ya que, salvo los aspectos criticados, se destacan en el modesto escenario porteño.

Ciclo p... mudo y música en vivo.
Museo de Arte Latinoamericano de Buenos Aires (Malba).

Volver al Inicio de Opinión


Enviar a un amigo por mail

Puedes recomendar este texto a tus amigos si lo deseas, completando el siguiente formulario. Ellos lo recibirán en su casilla de correo.

Nombre:
E-mail: